lunes, 30 de abril de 2007

Lunes 30 de Abril de 2007

Hermanos:

 

Hoy es 30 de Abril  y en Santo Domingo es feriado porque el Día Internacional del Trabajo, que debió celebrarse mañana, ha sido movido para el día de hoy por razones de eficiencia en la semana laboral.

 

En Santo Domingo celebraremos el Día del Trabajo, esta noche, con un concierto gratuito de Silvio Rodríguez al pueblo dominicano.

 

Este gesto hermoso de Silvio nos permitirá disfrutar de su poesía nuevamente.

 

Silvio entró en mi vida a finales de 1973, primer año de universidad. Su poesía se asomaba al intelecto sólo después de haberle dado un vuelco al corazón “…y eso no está muerto, no me lo mataron..”

 

Aquí les dejo una muestra de la poesía de Silvio.

 

Que tengan una bonita semana.

 

Mario

www.poemadelunes.blogspot.com

www.quijoteurbano.blogspot.com

 

 

 

Hoy no quiero estar lejos de la casa y el árbol

Hoy no quiero estar lejos de la casa y el árbol
Hoy quisiera estrechar mi ciudad sumergida
Boca de los corales, alma de las esponjas
Dureza de las piedras que se encuentran a veces
Ojos de las estrellas de mar y los peces

Hoy te quiero cantar más allá
Más allá de donde ha de llegar la canción

¿Cómo voy a cambiarle el color a una ola?
¿Qué se puede querer, si todo es horizonte?
¿Qué le voy a enseñar a la suma del viento?
¿Qué le puedo objetar a una noche estrellada
Con mi vela amarilla y mi proa emparchada?

Hoy te quiero cantar más allá
Más allá de donde ha de llegar la canción

Hoy no quiero estar lejos de la casa y el árbol
Cada rizo del suelo es un sueño contado
Algo como un recuerdo, una imagen, un beso
Y en la espalda del día se queda ese algo
Hoy no quiero estar lejos de la casa y el árbol

Hoy te quiero cantar más allá
Más allá de donde ha de llegar la canción

Silvio Rodríguez

 

En estos días

En estos días, todo el viento del mundo sopla en tu dirección
La osa mayor corrige la punta de su cola
Y te corona con la estrella que guía: la mía

Los mares se han torcido con no poco dolor hacia tus costas
La lluvia dibuja en tu cabeza la sed de millones de árboles
Las flores te maldicen muriendo, celosas

En estos días no sale el sol, sino tu rostro
Y en el silencio, sordo del tiempo, gritan tus ojos
¡Ay!, de estos días terribles
¡Ay!, de lo indescriptible

En estos días no hay absolución posible para el hombre
Para el feroz, la fiera que ruge y canta ciega
Ese animal remoto que devora y devora primaveras

En estos días no sale el sol, sino tu rostro
Y en el silencio, sordo del tiempo, gritan tus ojos
¡Ay!, de estos días terribles
¡Ay!, del nombre que lleven
¡Ay!, de cuantos se marchen
¡Ay!, de cuantos se queden

¡Ay!, de todas las cosas
Que hinchan este segundo
¡Ay!, de estos días terribles
Asesinos del mundo

Silvio Rodríguez

 

 

 

lunes, 23 de abril de 2007

Conducta en los velorios

Aquí les dejo otro relato breve de Julio Cortazar titulado "Conducta en los velorios".




¡Grande Cortazar!

Lunes 23 de abril de 2007

Hermanos:

 

A pesar de ser hoy un “veintitrés de abril y abismo…”,  no les traigo a Benedetti, sino que les presento una muestra de la poesía de Octavio Paz, poeta nacido en 1914 en Mixcoac, actualmente parte de Ciudad de México.

Su obra fue reconocida con el Premio Nobel de Literatura en el 1990.

Aunque desde muy temprano supe de su existencia, no fue sino hasta finales del siglo pasado cuando entré, lentamente, en su poesía.

 

En otro orden de ideas, les comento que me estoy convirtiendo en un experto en esto de los “blogs”; para muestra basta saber que he colocado un archivo de audio con el relato de Cortazar titulado “Más sobre escaleras”, en la voz del propio Cortazar.

 

Para acceder a ese archivo de audio sigan el siguiente enlace: http://poemadelunes.blogspot.com/2007/04/lunes-9-de-abril-de-2007.html  una vez en esa página, sigan hacia abajo hasta que vean el texto en donde inicia “Más sobre escaleras”. Precisamente antes de ese título encontrarán un “Icon” de un reproductor de audio, basta hacer clic con el “Mouse” para escuchar al propio Cortazar diciéndonos su texto.

 

Tengo otro relato titulado “Cuento sin moraleja”, también de Cortazar, que por tratar un tema político lo he publicado en Quijote Urbano. El enlace a ese otro relato es http://quijoteurbano.blogspot.com/2007/04/cuento-sin-moraleja.html

 

Que tengan una bonita semana.

 

Mario

 

 

 

NUEVO ROSTRO

La noche borra noches en tu rostro,
Derrama aceites en tus secos párpados,
Quema en tu frente el pensamiento
Y atrás del pensamiento la memoria.

Entre las sombras que te anegan
Otro rostro amanece.
Y siento que a mi lado
No eres tú la que duerme,
Sino la niña aquella que fuiste
Y que esperaba sólo que durmieras
Para volver y conocerme.

Octavio Paz

 

EL MAR, EL MAR Y TÚ...

El mar, el mar y tú, plural espejo,
el mar de torso perezoso y lento
nadando por el mar, del mar sediento:
el mar que muere y nace en un reflejo.

El mar y tú, su mar, el mar espejo:
roca que escala el mar con paso lento,
pilar de sal que abate el mar sediento,
sed y vaivén y apenas un reflejo.

De la suma de instantes en que creces,
del círculo de imágenes del año,
retengo un mes de espumas y de peces,

y bajo cielos líquidos de estaño
tu cuerpo que en la luz abre bahías

al oscuro oleaje de los días

Octavio Paz

 

 

 

lunes, 16 de abril de 2007

Lunes 16 de Abril de 2007

Hermanos:

Hoy les presento una muestra de poemas de Pablo Neruda y de Federico García Lorca

Cuando era pequeño, en el día a día de mi casa, era algo cotidiano escuchar a papá que lanzaba unos versos:

- Hoy que danza en mi cuerpo la pasión de Paolo…

Y escuchar a mamá que respondía:

- Y ebrio de un sueño alegre mi corazón se agita…

Y seguían…

- Hoy que sé la alegría de ser libre y ser solo

- Como el pistilo de una margarita infinita…


Papá murió un día como hoy, hace 17 años.

Papá me enseñó la poesía. Y digo papá, porque mamá está viva y todavía me la enseña.

Aún así…, mi entrada a Neruda, la primera vez que de manera conciente hice mío un poema de Neruda, fue “Farewell y sollozos”

Ese poema tiene unos versos que me son particularmente significativos:


"Amo el amor de los marineros que besan y se van…

Dejan una promesa, no vuelven nunca más.

En cada puerto una mujer espera,

Los marineros besan y se van.

Una noche se acuestan con la muerte

En el lecho del mar."


Mi entrada a Federico fue posterior y estos versos de Federico redimen marineros:


"Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor mojado,
si soy el perro de tu señorío,

no me dejes perder lo que he ganado
y decora las aguas de tu río
con hojas de mi otoño enajenado."


Que tengas una bonita semana!!!

Mario


Aquí van los dos poemas completos.

FAREWELL y SOLLOZOS

1

Desde el fondo de ti, y arrodillado,
un niño triste, como yo, nos mira.

Por esa vida que arderá en sus venas
Tendrían que amarrarse nuestras vidas.

Por esas manos, hijas de tus manos,
Tendrían que matar las manos mías.

Por sus ojos abiertos en la tierra
Veré en los tuyos lágrimas un día.

2

Yo no lo quiero, Amada.

Para que nada nos amarre
Que no nos una nada.

Ni la palabra que aromó tu boca,
Ni lo que no dijeron las palabras.

Ni la fiesta de amor que no tuvimos,
Ni tus sollozos junto a la ventana.

3

(Amo el amor de los marineros
Que besan y se van.

Dejan una promesa.
No vuelven nunca más.

En cada puerto una mujer espera:
los marineros besan y se van.

Una noche se acuestan con la muerte
en el lecho del mar.)

4

Amo el amor que se reparte
En besos, lecho y pan.

Amor que puede ser eterno
Y puede ser fugaz.

Amor que quiere libertarse
Para volver a amar.

(Amor divinizado que se acerca
Amor divinizado que se va.)

Ya no se encantarán mis ojos en tus ojos,
Ya no se endulzará junto a ti mi dolor.

Pero hacia donde vaya llevaré tu mirada
Y hacia donde camines llevarás mi dolor.

Fui tuyo, fuiste mía. Qué más? Juntos hicimos
Un recodo en la ruta donde el amor pasó.

Fui tuyo, fuiste mía. Tu serás del que te ame,
Del que corte en tu huerto lo que he sembrado yo.

Yo me voy. Estoy triste: pero siempre estoy triste.
Vengo desde tus brazos. No sé hacia dónde voy.

...Desde tu corazón me dice adiós un niño.
Y yo le digo adiós.

Pablo Neruda






Tengo miedo a perder la maravila.

Tengo miedo a perder la maravilla
De tus ojos de estatua, y el acento
Que de noche me pone en la mejilla
La solitaria rosa de tu aliento.

Tengo pena de ser en esta orilla
Tronco sin ramas; y lo que más siento
Es no tener la flor, pulpa o arcilla,
Para el gusano de mi sufrimiento.

Si tú eres el tesoro oculto mío,
Si eres mi cruz y mi dolor mojado,
Si soy el perro de tu señorío,

No me dejes perder lo que he ganado
Y decora las aguas de tu río
Con hojas de mi otoño enajenado.

Federico García Lorca

lunes, 9 de abril de 2007

Lunes 9 de Abril de 2007


Hermanos:

Esta semana les traigo un relato breve de Julio Cortazar titulado “Más sobre escaleras”.

Es un relato hermoso que deja un grato sabor que dura días. Verdadera poesía en prosa. Disfrútenlo.










Por otra parte, les comento que en la página de “poema de lunes”, es decir en www.poemadelunes.blogspot.com he subido tres videos, tres “Atentados artísticos” como los autores les han llamado.

Se trata de irrupciones, en el ambiente urbano de Madrid, de actores con mensajes específicos: “vamos a amarnos”, “derrotemos el miedo”, “la prisa mata”.

También les comento que en la página de “quijote urbano”, es decir, en www.quijoteurbano.blogspot.com he subido dos videos. El primero de ellos es un video de un grupo dominicano que escribe en las paredes y firma como “justicia global”; ese grupo ha hecho un video en el que hace la crítica al comercial de la campaña de Leonel Fernández que dice: “No Inventen”.

El segundo video es también de la irrupción de un grupo de actores, en este caso en el ambiente urbano de New York, pero esta vez no hay mensaje sino simplemente por hacer una broma.

Estos videos son señales de ciudad viva, de lenguaje urbano.

Que tengan bonita semana.

Mario




Más sobre escaleras

En un lugar de la bibliografía del que no quiero acordarme, se explicó alguna vez que hay escaleras para subir y escaleras para bajar; lo que no se dijo entonces es que también puede haber escaleras para ir hacia atrás.

Los usuarios de estos útiles artefactos, comprenderán sin excesivo esfuerzo que cualquier escalera va hacia atrás si uno la sube de espaldas, pero lo que en esos casos está por verse es el resultado de tan insólito proceso.

Hágase la prueba con cualquier escalera exterior; vencido el primer sentimiento de incomodidad e incluso de vértigo, se descubrirá a cada peldaño un nuevo ámbito, que si bien forma parte del ámbito del peldaño precedente, al mismo tiempo lo corrige, lo critica y lo ensancha.

Piénsese que muy poco antes, la última vez que se había trepado en la forma usual por esa escalera, el mundo de atrás quedaba abolido por la escalera misma, su hipnótica sucesión de peldaños; en cambio bastará subirla de espaldas para que un horizonte limitado al comienzo por la tapia del jardín, salte ahora hasta el campito de los Peñaloza, abarque luego el molino de La Turca, estalle en los álamos del cementerio, y con un poco de suerte llegue hasta el horizonte de verdad, el de la definición que nos enseñaba la señorita de tercer grado.

¿Y el cielo, y las nubes?

Cuéntelas cuando esté en lo más alto, bébase el cielo que le cae en plena cara desde su inmenso embudo.

A lo mejor después, cuando gire en redondo y entre en el piso alto de su casa, en su vida doméstica y diaria, comprenderá que también allí había que mirar muchas cosas en esa forma, que también en una boca, un amor, una novela, había que subir hacia atrás.

Pero tenga cuidado, es fácil tropezar y caerse; hay cosas que sólo se dejan ver mientras se sube hacia atrás y otras que no quieren, que tienen miedo de ese ascenso que las obliga a desnudarse tanto; obstinadas en su nivel y en su máscara, se vengan cruelmente del que sube de espaldas para ver lo otro, el campito de los Peñaloza o los álamos del cementerio.

Cuidado con esa silla; cuidado con esa mujer.

Julio Cortazar

domingo, 8 de abril de 2007

Atentado artístico #2 "La prisa mata II"

Segunda parte del anterior.
"La prisa mata"
Al finalizar, los ejecutivos muertos se levantan y continúan su vida.
Les ha sido dada una segunda oportunidad para que se liberen de la prisa, simbolizada por el mimo con el reloj despertador.
Como dije en el anterior, ¡Gran atentado!

Atentado artistico #2 "La prisa mata I"

La prisa mata.
Un grupo de ejecutivos muere de stress en la Plaza Mayor de Madrid, a las 8 de la noche.
¡Gran atentado artístico!

Atentado Artistico #4 (Poesía Caótica)

Este es otra muestra de guerrilla del arte en el ámbito urbano.
Necesitamos más atentados de este tipo.

Atentado artistico #3

Estos guerrilleros del arte van haciendo poesía viva en la ciudad.
Disfruten esta muestra de guerrilla urbana.

lunes, 2 de abril de 2007

Lunes 2 de Abril de 2007

Hermanos:

Habiendo iniciado ayer la Semana Santa me ha parecido apropiado presentar dos poemas de Antonio Machado alusivos al tema.

El primero se titula “Saeta” y se refiere a esas coplas breves que, como flechas, son lanzadas para excitar la devoción durante las procesiones de Semana Santa y que son tradicionales en Andalucía.

El segundo se titula “Anoche cuando dormía” y es un hermoso testimonio de encuentro personal con El Señor.

Esta Semana Santa estaré en la ciudad y trabajaré hasta el miércoles. De manera que los que se quedan en la ciudad pueden contar conmigo.

Que tengan bonita semana.

Mario

www.poemadelunes.blogspot.com

www.quijoteurbano.blogspot.com

La Saeta


Dijo una voz popular:
Quién me presta una escalera
para subir al madero
para quitarle los clavos
a Jesús el Nazareno?

Oh, la saeta, el cantar
al Cristo de los gitanos
siempre con sangre en las manos
siempre por desenclavar.
Cantar del pueblo andaluz
que todas las primaveras
anda pidiendo escaleras
para subir a la cruz.

Cantar de la tierra mía
que echa flores
al Jesús de la agonía
y es la fe de mis mayores
!Oh, no eres tú mi cantar
no puedo cantar, ni quiero
a este Jesús del madero
sino al que anduvo en la mar!.


Anoche cuando dormía

Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que una fontana fluía
dentro de mi corazón.


Di, ¿por qué acequia escondida,
agua, vienes hasta mí,
manantial de nueva vida
de donde nunca bebí?


Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que una colmena tenía
dentro de mi corazón;


y las doradas abejas
iban fabricando en él,
con las amarguras viejas
blanca cera y dulce miel.


Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que un ardiente sol lucía
dentro de mi corazón.


Era ardiente porque daba
calores de rojo hogar,
y era sol porque alumbraba
y porque hacía llorar.


Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que era Dios lo que tenía
dentro de mi corazón.



Antonio Machado