lunes, 26 de mayo de 2008

Hermanos:

Ayer celebramos en Santo Domingo el día de las madres, de manera que al iniciar esta entrega lo hacemos enviando una felicitación a todas las madres presentes en "poema de lunes", un homenaje a la mujer, a la que es madre y a la que aún no lo es pero que, por ser mujer, tiene vocación de madre.

En otro orden de ideas, debo dar fe de un error cometido en la entrega del pasado 20 de enero.

Resulta que en esa entrega publiqué tres poema que a mi juicio eran de Roque Dalton, poeta salvadoreño, pero la realidad es que el primero de ellos, la fábula del "Tigre y el canario", es de León Sigüenza, también salvadoreño.

Gracias a Gustavo, lector de poema de lunes, hemos podido corregir el error.

Nos dice Gustavo que posiblemente el error proviene de que Roque Dalton incluyó la fábula en una breve antología de poetas salvadoreños que está contenida en su obra "Las historias prohibidas de pulgarcito"

Gracias a Gustavo por la información.

Durante la semana subí a la página de poema de lunes un vídeo de la particiáción de Mercedes Sosa, Shakira y Pedro Aznar en el "Concierto por los chicos", patrocinado por el movimiento Alas, en Buenos Aires, el pasado 17 de Mayo.

Mercedes Sosa y Shakira cantaron La Maza de Silvio Rodríguez acompañadas por Pedro Aznar. ¡Extraordinario!, ¡Digno de verse!

Me hubiera encantado ser uno más de esos ciento cincuenta mil latinoamericanos que disfrutaban, en vivo, el concierto.

Bueno, ahora a lo nuestro.

Esta semana les traigo dos poemas de Joaquín Sabina, poeta y cantor español nacido en Jaén en el 1949.

El primer poema es Calle Melancolía, hermoso poema lleno de imágenes y metáforas; el segundo son dos sonetos simpáticos en los que Sabina hace homenaje a sus juglares preferidos.

Que tengan bonita semana.

Mario






Calle melancolía

Como quien viaja a lomos de una yegua sombría,
por la ciudad camino, no preguntéis adónde.
Busco acaso un encuentro que me ilumine el día,
y no hallo más que puertas que niegan lo que esconden.

Las chimeneas vierten su vómito de humo
a un cielo cada vez más lejano y más alto.
Por las paredes ocres se desparrama el zumo
de una fruta de sangre crecida en el asfalto.

Ya el campo estará verde, debe ser Primavera,
cruza por mi mirada un tren interminable,
el barrio donde habito no es ninguna pradera,
desolado paisaje de antenas y de cables.

Vivo en el número siete, calle Melancolía.
Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría.
Pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía
y en la escalera me siento a silbar mi melodía.

Como quien viaja a bordo de un barco enloquecido,
que viene de la noche y va a ninguna parte,
así mis pies descienden la cuesta del olvido,
fatigados de tanto andar sin encontrarte.

Luego, de vuelta a casa, enciendo un cigarrillo,
ordeno mis papeles, resuelvo un crucigrama;
me enfado con las sombras que pueblan los pasillos
y me abrazo a la ausencia que dejas en mi cama.

Trepo por tu recuerdo como una enredadera
que no encuentra ventanas donde agarrarse, soy
esa absurda epidemia que sufren las aceras,
si quieres encontrarme, ya sabes dónde estoy.

Vivo en el número siete, calle Melancolía.
Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría.
Pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía
y en la escalera me siento a silbar mi melodía




Mis juglares: Dos sonetos

I]

De Brassens aprendí la minuciosa
manera de rimar lo nunca oído,
de Gardel el insomnio del olvido,
de Dylan la insolencia caprichosa.

De Lou Reed la amanita venenosa,
de Paco Ibáñez el jardín florido,
de Krahe la ecuación del bien nacido,
de Luis Eduardo el mar color de rosa.

De Modugno Sanremos veniales,
de Juan Luis Guerra la oración del huerto,
de Chavela rencores vaginales.

De Camarón el grito en el desierto,
de Chabuca jazmines coloniales,
de Serrat a cantar después de muerto.

II]

De Cohen la pasión de los profetas,
de Waits el bastardo crucigrama,
de Charly el aristócrata en pijama,
de Louis Armstrong burdeles y trompetas.

De los Stones zarcillos y braguetas,
de Yupanqui milonga y pachamama,
de Milanés la conga de la fama,
de Chico Buarque esdrújulas con tetas.

De Rubén Blades el diente de oro,
de Chicho el desparpajo frente al toro,
de Silvio la prosodia incandescente.

De Edith Piaf el indulto y la condena,
de Billie Holiday el alma en pena,
de José Alfredo el credo de la gente.

miércoles, 21 de mayo de 2008

La Maza

Mercedes Sosa, Shakira y Pedro Aznar interpretan La Maza, de Silvio Rodríguez, en el "Concierto por los Chicos", el pasado sábado 17 de Mayo en Buenos Aires, Argentina.

¡Cuánto hubiera disfrutado siendo uno más en ese mar de latinoamericanos!

Debajo del vídeo la letra de La Maza.




La Maza

Si no creyera en la locura
de la garganta del sinsonte
si no creyera que en el monte
se esconde el trino y la pavura

si no creyera en la balanza
en la razón del equilibrio
si no creyera en el delirio
si no creyera en la esperanza

si no creyera en lo que agencio
si no creyera en el camino
si no creyera en el sonido
si no creyera en mi silencio

qué cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera
un amasijo hecho de cuerdas y tendones
un revoltijo de carne con madera
un instrumento sin mejores resplandores
qué lucecitas montadas para escena

qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera
qué cosa fuera la maza sin cantera

un testaferro del traidor de los aplausos
un servidor de pasado en copa nueva
un eternizador de dioses del ocaso
júbilo hervido con trapo y lentejuela

qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera
qué cosa fuera la maza sin cantera

si no creyera en lo más duro
si no creyera en el deseo
si no creyera en lo que creo
si no creyera en algo puro

si no creyera en cada herida
si no creyera en la que ronde
si no creyera en lo que esconde
hacerse hermano de la vida

si no creyera en quien me escucha
si no creyera en lo que duele
si no creyera en lo que quede
si no creyera en lo que lucha

qué cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera
un amasijo hecho de cuerdas y tendones
un revoltijo de carne con madera
un instrumento sin mejores resplandores
qué lucecitas montadas para escena

qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera
qué cosa fuera la maza sin cantera

un testaferro del traidor de los aplausos
un servidor de pasado en copa nueva
un eternizador de dioses del ocaso
júbilo hervido con trapo y lentejuela

qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera
qué cosa fuera la maza sin cantera.


Silvio Rodríguez

lunes, 19 de mayo de 2008


Hermanos:

Como dije en la entrega anterior, durante la semana estuve en Santiago de Chile, hermosa ciudad, asistiendo y participando con una ponencia en un seminario que en el marco de la Feria Expo Hormigón 2008 se celebraba en las instalaciones de el Espacio Riesco en la Ciudad Empresarial de Santiago de Chile.

Mi ponencia trataba de nuestra experiencia en Santo Domingo con el refuerzo de estructuras utilizando la tecnología de los polímeros reforzados con fibra de carbono (CFRP) y con la matriz cementicia reforzada con fibra de carbono (CFRCM).

Ambas son tecnologías relativamente nuevas, sobre todo la de matriz cementicia (CFRCM) y en dominicana ya las tenemos.

Fue un viaje muy corto. Buscando la poesía seguí las instrucciones de Yasna, la chilena que nos acompañaba y caminé desde la Plaza Italia hasta la Plaza de Armas, unas diez cuadras, cuando caía la tarde de ese miércoles. ¡Hermosa Santiago y tan llena de vida!

Salí de Santiago el jueves en la noche y llegué a Santo Domingo a tiempo para ejercer mi derecho al voto en las elecciones presidenciales de mi país.

Voté y mi candidato resultó ganador, de manera que tengo motivos para celebrar.

Ahora a lo nuestro.

Con Chile en el corazón, hoy les traigo a Neruda, en una de sus obras póstumas: "El libro de las preguntas"

Es una obra en la que Neruda lanza infinidad de preguntas al aire y la poesía se nos va revelando a medida que las preguntas van cayendo en nuestra intimidad, en nuestro día.

Esto es sólo una muestra, si desean la obra completa en este enlace la encontrarán: El libro de las preguntas

Que tengan bonita semana.

Mario




I

¿Por qué los inmensos aviones

No se pasean com sus hijos?

¿Cuál es el pájaro amarillo

Que llena el nido de limones?

¿Por qué no enseñan a sacar

Miel del sol a los helicópteros?

¿Dónde dejó la luna llena

Su saco nocturno de harina?


II

Si he muerto y no me he dado cuenta

¿A quién le pregunto la hora?

¿De dónde saca tantas hojas

La primavera de Francia?

¿Dónde puede vivir un ciego

A quien persiguen las abejas?

¿Si se termina el amarillo

Con qué vamos a hacer el pan?


III

Dime, ¿la rosa está desnuda

O sólo tiene ese vestido?

¿Por qué los árboles esconden

El esplendor de sus raíces?

¿Quién oye los remordimientos

Del automóvil criminal?

¿Hay algo más triste en el mundo

Que un tren inmóvil en la lluvia?

LXVI

¿Echan humo, fuego y vapor

Las o de las locomotoras?

¿En qué idioma cae la lluvia

Sobre ciudades dolorosas?

¿Qué suaves sílabas repite

El aire del alba marina?

¿Hay una estrella más abierta

Que la palabra amapola?

¿Hay dos colmillos más agudos

Que las sílabas de chacal?


LXVII

¿Puedes amarme, silabaria,

Y darme un beso sustantivo?

¿Un diccionario es un sepulcro

O es un panal de miel cerrado?

¿En qué ventana me quedé

Mirando el tiempo sepultado?

¿O lo que miro desde lejos

Es lo que no he vivido aún?



Responder

Reenviar



lunes, 12 de mayo de 2008

Yo se como pisar en el corazón de una mujer

Esta fue la canción más hermosa de las que cantó en el pasado concierto en Santo Domingo

Hermanos:

Les comento que pertenezco a una organización de la sociedad civil, el Centro Juan XXIII, que actualmente está involucrada, junto a más de un centenar de otras organizaciones, en coordinar acciones conjuntas en la lucha contra la corrupción y en favor de la transparencia en nuestra sociedad.

Particularmente estamos promoviendo que los gobiernos municipales aprueben un reglamento para que pueda ser aplicada una ley, la 176-07, que es una ley que le da mucho poder al ciudadano en temas como rendición de cuentas, presupuesto compartido, comités de seguimiento, etc.

Ya la ley existe, ahora falta su reglamento y en eso estamos, luchando contra la corrupción. Bueno, esos son los molinos, que para algo somos quijoteurbano.

En otro orden les comento que mañana salgo para Santiago de Chile en un viaje relámpago pues estaré de regreso el próximo viernes, a tiempo para emitir mi voto en las próximas elecciones presidenciales de mi país. Voy a Santiago a presentar una ponencia en un seminario acerca de "Refuerzo de estructuras con la Tecnología de la Malla de Fibra de Carbono en Matriz Polimérica (CFRP) y en matriz cementicia (CFRCM). Básicamente hablaré de la experiencia nuestra, aquí en dominicana, con relación al tema.

Ya conozco Santiago, es una ciudad extraordinaria y los chilenos son un encanto, de manera que lo que voy a sentir es que la visita sea tan breve.

Por último, antes de entrar en el tema del poema, quiero compartirles este enlace a un vídeo llamado "monólogo idiomático " de youtube que es impresionante.

Bien, ahora a lo nuestro.

Hoy les traigo dos "Ventanas", que es como llama Eduardo Galeano a los breves relatos que se encuentran en algunas de sus obras, en este caso en "Las Palabras Andantes".


Ventana sobre la palabra


En lengua guaraní ñe e significa "palabra" y también significa "alma".

Creen los indios guaraníes que quienes mienten la palabra, o la dilapidan, son traidores del alma.





Ventana sobre la llegada


El hijo de Pilar y Daniel Weinberg fue bautizado en la costanera. Y en el bautismo le enseñaron lo sagrado.

Recibió una caracola:
-Para que aprendas a amar el agua

Abrieron la jaula de un pájaro preso:
-Para que aprendas a amar el aire

Le dieron una flor de malvón:
-Para que aprendas a amar la tierra.

Y también le dieron una botellita cerrada:
-No la abras nunca, nunca. Para que aprendas a amar el misterio.

lunes, 5 de mayo de 2008

Hermanos:

Durante la semana asistí con Patricia a la noche de poesía que, con el nombre de Bulevard del Amor, había convocado mi fraterno Pablo Mckinney en el marco de la Feria del Libro que se celebra en Santo Domingo.

Fue una noche exquisita. A la actividad estaban invitados como participantes los periodistas y gente de la prensa de los principales medios de comunicación, y cada uno de ellos debía deleitarnos con dos poemas, de su autoría en caso de que hubiera incursionado en ese género o, en caso contrario, de algún otro poeta; pero al momento de recitar sus dos poemas, debía contarnos alguna anecdota relativa a los poemas que estaba presentando.

Hermosa noche, la poesía andaba suelta y se derramaba sin permiso. Gracias Pablo.

En otro orden de ideas, quiero presentarles un vídeo que nos muestra un experimento llevado a cabo con cinco metrónomos.

Los metrónomos se encuentran apoyados sobre una tabla de madera y al ponerlos a funcionar, es decir, al ponerlos a marcar el tiempo, los cinco se encuentran desfasados, cada uno a su ritmo.

Luego, el experimetador coloca la tabla de madera, con todo y metrónomos, sobre dos latas de refrescos, de manera que la tabla con los metrónomos pueda girar sobre las latas y moverse libremente.

El resultado es que los metrónomos se sincronizan.

Bueno, mejor les doy el enlace a la página donde he subido el experimento. Les recomiendo que lo vean y que también lean la analogía que he hecho entre el experimento y nuestras sociedades, así como la necesidad que tenemos de encontrar nuestras latas existenciales para lograr sincronizar nuestros esfuerzos. El enlace es:

http://quijoteurbano.blogspot.com/2008/05/sincronizar-metrnomos.html

Un tercer punto que quiero comentar es el que me ha propuesto Flavio Rodríguez, mi hermano patria o muerte.

Me dice Flavio que en la entrada a Palmar de Ocoa, un pequeño pueblecito marino en la costa Sur de nuestra isla y al Oeste de Santo Domingo, hay un letrero que da la bienvenida y tiene una descripción poética del lugar.

La idea sería involucrar a los gobiernos locales de cada municipio y a sus poetas, para que estos últimos describan sus pueblos, sus tradiciones, sus hombres, sus mujeres, sus luchas, en fin, su vida; y que esas descripciones sean promovidas como marca definitoria de ese pueblo.

Atravesar nuestros pueblos a ritmo de poesía sería una muy grata aventura del espíritu.

Ahora a lo nuestro.

Hoy les traigo dos poemas de un poeta dominicano desconocido de principios del siglo pasado.

Desconocido, pero gran poeta: Rafael Buenaventura Santos.

Espero que les guste su poesía.

Que tengan bonita semana.

Mario






Placeres míos

Yo gozo caminando
por las desiertas calles
en noches pavorosas
de horrible tampestad.

Yo gozo contemplando
las iras de los mares
cuando su grises olas
estallan sin cesar...

Y en esas horas negras
de brisa, lluvia y trueno,
cuando disfruto el goce
de efímero placer,

detesto de las frescas
caricias de mi sueño
y busco en la alta noche
un labio de mujer...

Rafael B. Santos / 1918






Post Umbra

Ante ti, Señor Dios, todo clemencia,
todo amor y bondad, todo ternura,
vango a implorar que mires mi conciencia
y la declares enlodada o pura.

Quebarantar nunca pudo mi creencia
el Angel tentador; y hasta la altura
vine a rogar en mente tu presencia
en horas de amargura.

Y si no abrí para rezar mis labios
no los manchó jamás calumnia impía
ni maldecir supieron por agravios.

Tuve por sola religión quererte;
y bendecir tu nombre cada día
fue mi culto mejor hasta la muerte.

Rafael B. Santos / Enero 1926