lunes, 31 de diciembre de 2007

domingo, 30 de diciembre de 2007

Lunes 31 de Diciembre de 2007

Hermanos:

Ya estamos en el último día del año 2007.

Esta noche celebraremos la llegada de un nuevo año.

Es un momento que se presta para revisar lo vivido, abjurar de los errores cometidos y hacer votos por el restablecimiento del reinado de la cordura y la armonía en lo personal y en nuestras relaciones con el ecosistema.

Tengo un amigo que me asegura que el primer lunes de enero es el día que más asistencia reportan los gimnasios.

Me gusta la enseñanza atribuida a Confucio que dice: "Un viaje de mil leguas empieza con un paso". De manera que en mi caso por lo menos, lo que tengo que pedir es perseverancia y fortaleza.

Bueno, dejemos de lado, por un momento, los arrepentimientos y las promesas de fin de año y vamos a lo nuestro.

Hoy les traigo una canción relativa a la navidad y el fin de año. Es de Silvio Rodríguez y es humilde y humana.

También les envío un poema de Bernardo Valdés que nos envía Carmen Morlas, amiga colombiana de "poema de lunes". Gracias Carmen.

En la próxima entrega comento el cumpleaños. Pido perdón por no tener fotos, es la falta de costumbre, nunca tomo fotos.



CANCIÓN DE NAVIDAD
Silvio Rodríguez (Cuba)


El fin de año huele a compras,
enhorabuenas y postales
con votos de renovación;
y yo que sé del otro mundo
que pide vida en los portales,
me doy a hacer una canción.
La gente luce estar de acuerdo,
maravillosamente todo
parece afín al celebrar.
Unos festejan sus millones,
otros la camisita limpia
y hay quien no sabe qué es brindar.

Mi canción no es del cielo,
las estrellas, la luna,
porque a ti te la entrego,
que no tienes ninguna.

Mi canción no es tan sólo
de quien pueda escucharla,
porque a veces el sordo
lleva más para amarla.

Tener no es signo de malvado
y no tener tampoco es prueba
de que acompañe la virtud;
pero el que nace bien parado,
en procurarse lo que anhela
no tiene que invertir salud.

Por eso canto a quien no escucha,
a quien no dejan escucharme,
a quien ya nunca me escuchó:
al que su cotidiana lucha
me da razones para amarle:
a aquel que nadie le cantó.

Mi canción no es del cielo,
las estrellas, la luna,
porque a ti te la entrego,
que no tienes ninguna.

Mi canción no es tan sólo
de quien pueda escucharla,
porque a veces el sordo
lleva más para amarla.



ALBORADA


A mí me asombra siempre que la luna
se adentre tan desnuda por los campos
y que luego se vaya sin dejarnos
algún retal de su vestido roto,
como deja la lluvia
alguna huella de su paso.
Me asombra que la noche no disponga
de nada más tangible que las sombras
para hacerse más real, unos sueños que dejen
algo así como un polen
que quedase en el aire suspendido
para posarse luego
sobre todas las cosas
que inevitablemente la mañana
parece estar dispuesta a destruir.

Bernardo Valdés






lunes, 24 de diciembre de 2007

Lunes 24 de Diciembre de 2007

Hermanos:
Esta noche es nochebuena y poema de lunes quiere desearles una feliz navidad y un próximo año de éxitos.
Hoy les traigo un cuento corto de Eduardo Galeano con motivo de la navidad y un villancico emblemático en latín con su traducción al castellano.
Que tengan bonita semana.
Felicidades.
Mario

PD: Aquí también les dejo con "Los niños cantores de Viena" interpretando el villancico, primero en alemán y luego en la versión original en latín.

Nochebuena
Eduardo Galeano

Fernando Silva dirige el hospital de niños en Managua.

En vísperas de Navidad, se quedó trabajando hasta muy tarde. Ya estaban sonando los cohetes, y empezaban los fuegos artificiales a iluminar el cielo, cuando Fernando decidió marcharse. En su casa lo esperaban para festejar.

Hizo una última recorrida por las salas, viendo si todo queda en orden, y en eso estaba cuando sintió que unos pasos lo seguían. Unos pasos de algodón; se volvió y descubrió que uno de los enfermitos le andaba atrás. En la penumbra lo reconoció. Era un niño que estaba solo. Fernando reconoció su cara ya marcada por la muerte y esos ojos que pedían disculpas o quizá pedían permiso.

Fernando se acercó y el niño lo rozó con la mano:

-Decile a... -susurró el niño-

Decile a alguien, que yo estoy aquí.



boomp3.com


Adeste Fideles

Adeste, fideles, laeti, triumphantes,
Venite, venite in Bethlehem:
Natum videte Regem Angelorum:

Venite adoremus, venite adoremus
Venite adoremus Dominum.

En grege relicto, humiles ad cunas,
vocatis pastores approperant.
Et nos ovanti gradu festinemus.

Venite adoremus, venite adoremus
Venite adoremus Dominum.

Aeterni Parentis splendorem aeternum,
Velatum sub carne videbimus
Delum Infantem, pannis involutum.

Venite adoremus, venite adoremus
Venite adoremus Dominum.

Pro nobis egenum et foeno cubamtem,
Piis foveamus amplexibus:
Sic nos amantem quis nos redamaret?

Venite adoremus, venite adoremus
Venite adoremus Dominum.


Adeste Fideles

Adelante fieles, alegres y triunfantes
Venid, venid a Belén
contemplad al niño, Rey de los angeles
venid a adorarlo, venid a adorarlo
Venid a adorar al señor.

He aquí que dejado el rebaño,
los pastores llamados se acercan a la humilde cuna
y nosotros nos apresuramos con paso alegre
venid a adorarlo, venid a adorarlo
Venid a adorar al señor.

El esplendor eterno del Padre Eterno
lo veremos oculto bajo la carne
Al Dios Niño envuelto en pañales
venid a adorarlo, venid a adorarlo
Venid a adorar al señor.

Por nosotros pobre y acostado en la paja
démosle calor con nuestros cariñosos abrazos
A quien así nos ama ¿quién no le amará?
venid a adorarlo, venid a adorarlo
Venid a adorar al señor.

domingo, 16 de diciembre de 2007

Lunes 17 de Diciembre de 2007



Hermanos:

Esta semana les traigo tres poemas de Mario Benedetti.

En los años setenta (ya lo he comentado en más de una ocasión) el programa radial "El Gran Musical", de José Enrique Trinidad, me presentó a Mario Benedetti.

El primer poema que escuché de ese uruguayo extraordinario fue "A la izquiera del roble" y luego de escucharlo me entregué a su merced.

Esta es una muestra de tres poemas si se quiere humildes, poco celebrados, de ese uruguayo gigante.

Sigue en pie el 27.

Que tengan bonita semana,

quijoteurbano.





Historia de vampiros

Era un vampiro que sorbía agua
por las noches y por las madrugadas
al mediodía y en la cena.

Era abstemio de sangre
y por eso el bochorno
de los otros vampiros
y de las vampiresas.

Contra viento y marea se propuso
fundar una bandada
de vampiros anónimos,
hizo campaña bajo la menguante,
bajo la llena y la creciente
sus modestas pancartas proclamaban,
vampiros beban agua
la sangre trae cáncer.

Es claro los quirópteros
reunidos en su ágora de sombras
opinaron que eso era inaudito,
aquel loco aquel alucinado
podía convencer a los vampiros flojos,
esos que liban boldo tras la sangre.

De modo que una noche
con nubes de tormenta,
cinco vampiros fuertes
sedientos de hematíes,

plaquetas, leucocitos,
rodearon al chiflado,

al insurrecto,
y acabaron con él

y su imprudencia.

Cuando por fin la luna
pudo asomarse
vio allá abajo
el pobre cuerpo del vampiro anónimo,
con cinco heridas que manaban,
formando un gran charco de agua,
lo que no pudo ver la luna
fue que los cinco ejecutores
se refugiaban en un árbol
y a su pesar reconocían
que aquello no sabía mal.

Desde esa noche que fue histórica
ni los vampiros, ni las vampiresas,
chupan más sangre,
resolvieron
por unanimidad pasarse al agua.

Como suele ocurrir en estos casos
el singular vampiro anónimo
es venerado como un mártir.




Memorandum

Uno: llegar e incorporarse al día
dos: respirar para subir la cuesta
tres: no jugarse en una sola apuesta
cuatro: escapar de la melancolía

cinco: aprender la nueva geografía
seis: no quedarse nunca sin la siesta
siete: el futuro no sera una fiesta
y ocho: no amilanarse todavía

nueve: vaya a saber quién es el fuerte
diez: no dejar que la paciencia ceda
once: cuidarse de la buena suerte

doce: guardar la última moneda
trece: no tutearse con la muerte
catorce: disfrutar mientras se pueda





Viento y mar

El viento arrima propuestas
mejores que las de antes
ya no son interrogantes
triviales o deshonestas;
pero el mar tiene propuestas
que improvisa en el momento
y el diálogo es tan violento
que no podré descansar
mientras no se calme el mar
y no se interrumpa el viento

Mario Benedetti

lunes, 10 de diciembre de 2007

Lunes 10 de Diciembre de 2007

Hermanos:

Esta semana les traigo un poema de Miguel Hernandez. Bueno, mejor decir que les traigo un lugar en donde habita la poesía, se trata del blog de Mia, amiga de "poema de lunes" y sin conocerla personalmente, hermoso ser humano y además mujer!! Este es el enlace al "Blog de Mia", visítenlo, no se arrepentirán.

Quiero también agradecer a los mexicanos que me han agradecido el "poema de lunes" relativo al 20 de Noviembre (publicado el 19 de Noviembre) y que presentó la Revolución Mexicana de Francisco Madero, Pancho Villa, Emiliano Zapata y La Adelita.
Gracias Andrea Miranda por mostrarme ese México que tanto amas y que aprrendí a amarlo de tu mano.

Aquí va el poema de Miguel Hernandez, naveguen la página de Mia, poesía escrita y visual, gracias Mia.

Que tengan bonita semana.

Mario

Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío.

Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío:
claridad absoluta, transparencia redonda.
Limpidez cuya extraña, como el fondo del río,
con el tiempo se afirma, con la sangre se ahonda..

¿Qué lucientes materias duraderas te han hecho,
corazón de alborada, carnación matutina?
Yo no quiero más día que el que exhala tu pecho.
Tu sangre es la mañana que jamás se termina.

No hay más luz que tu cuerpo, no hay más sol: todo ocaso.
Yo no veo las cosas a otra luz que tu frente.
La otra luz es fantasma, nada más, de tu paso.
Tu insondable mirada nunca gira al poniente.

Claridad sin posible declinar. Suma esencia
del fulgor que ni cede ni abandona la cumbre.
Juventud. Limpidez. Claridad. Transparencia
acercando los astros más lejanos de lumbre.

Claro cuerpo moreno de calor fecundante.
Hierba negra el origen; hierba negra las sienes.
Trago negro los ojos, la mirada distante.
Día azul. Noche clara. Sombra clara que vienes.

Yo no quiero más luz que tu sombra dorada
donde brotan anillos de una hierba sombría.
En mi sangre, fielmente por tu cuerpo abrasada,
para siempre es de noche: para siempre es de día.

Miguel Hernández

lunes, 3 de diciembre de 2007

Lunes 3 de Diciembre de 2007

Hermanos:

Hoy es el primer lunes de diciembre. ¡Gran mes!

Los preparativos para la celebración del 27 de diciembre están a punto. Separen esa noche para juntos celebremos la vida!!

Esta semana les traigo dos poemas de amor de Silvio Rodríguez, enormísimo poeta y trovador cubano de quien dije una vez que su poesía se asomaba al intelecto sólo despues de haberle dado un vuelco al corazón.

Aquí les dejo con Silvio, que tengan una bonita semana.

Un abrazo,

Mario




Réquiem

Disfruté tanto tanto cada parte
y gocé tanto tanto cada todo
que me duele algo menos cuando partes
porque aquí te me quedas de algún modo.

Ojalá nunca sepas cuanto amaba
descubrirte los trillos de la entrega
y el secreto esplendor con que esperabas
tu reclamo de amor que ya no llega.

Anda, corre donde debas ir
anda, que te espera el porvenir.
Vuela,
que los cisnes están vivos
mi canto está conmigo
no tengo soledad.

Si uno fuera a llorar cuando termina
no alcanzaran las lágrimas a tanto
nuestras horas de amor casi divinas
es mejor despedirlas con un canto.

Anda, corre donde debas ir
anda, que te espera el porvenir.
Vuela,
que los cisnes están vivos
mi canto está conmigo
no tengo soledad.




El dulce abismo

Amada,
supón que me voy lejos
tan lejos que olvidaré mi nombre
amada,
quizás soy otro hombre
más alto y menos viejo
que espera por si mismo
allá lejos,
allá trepando el dulce abismo

Amada,
supón que no hay remedio
remedio es todo lo que intento
amada.
toma este pensamiento
colócalo en el centro de todo el egoísmo
y ve que no hay ausencia para el dulce abismo

Amada,
supón que en el olvido
la noche me deja prisionero
amada,
habrá un lucero nuevo
que no estará vencido de luz y de optimismo
y habrá un sinfín latente bajo el dulce abismo

Amada,
la claridad me cerca
yo parto, tu guardarás el huerto
amada,
regresaré despierto
otra mañana terca de música y lirismo
regresaré del sol que alumbra el dulce abismo

lunes, 26 de noviembre de 2007

Lunes 26 de Noviembre de 2007



Hermanos:

Se acerca Diciembre, y "Poema de lunes" cumple su primer año.
Estos poemas que lunes tras lunes compartimos, tienen sentido porque ustedes existen. Es decir, la comunidad de "poema de lunes" le da sentido a las entregas que semanalmente producimos.

Me gustaría compartir un momento más cercano con ustedes, fraternos todos.
Quiero proponerles que el 27 de diciembre, último jueves de diciembre, nos reunamos a celebrar el cumpleaños.

Podría ser en mi casa, a partir de las 8:30 PM.
Sería una buena oportunidad para que todos los que recibimos "poema de lunes" nos conozcamos personalmente.

De más está decir que sería una noche en donde la bohemia andaría por sus fueros, suelta de las dos manos..., desatada...

De manera que ya saben, la celebración va el 27 de Diciembre a partir de las 8:30 PM, en mi casa (luego enviaré mapa), quijoteurbano se sentirá muy honrado de recibir a tanta gente buena.

Para tener una idea de la asistencia les pido que confirmen su asistencia por esta misma vía (escribiendo a quijoteurbano@gmail.com ).

Ahora a lo nuestro.

Esta semana les traigo un poeta peruano que también ha marcado a mi generación: se trata de César Vallejo.

A mi juicio el más significativo homenaje rendido a César Vallejo fue el que le rindió José Manuel Castañón, "capitán de los ejércitos de Franco...", que, finalizada la guerra civil, se pasó una noche "leyendo a César Vallejo, poeta de los vencidos..."
"Al amanecer de esa noche, renunció al ejército y se negó a recibir una peseta más del gobierno de Franco. Después lo metieron preso y se fue al exilio".
El texto citado es de Galeano y lo pueden encontrar en este enlace

Que tengan bonita semana.

Mario






BORDAS DE HIELO

Vengo a verte pasar todos los días,
vaporcito encantado siempre lejos...
¡Tus ojos son dos rubios capitanes;
tu labio es un brevísimo pañuelo
rojo que ondea en un adiós de sangre!

Vengo a verte pasar; hasta que un día,
embriagada de tiempo y de crueldad,
vaporcito encantado siempre lejos,
¡la estrella de la tarde partirá!


Las jarcias; vientos que traicionan; vientos
¡de mujer que pasó!
Tus fríos capitanes darán orden;
¡y quien habrá partido seré yo...!





SAUCE

Lirismo de invierno, rumor de crespones,
cuando ya se acerca la pronta partida;
agoreras voces de tristes canciones
que en la tarde rezan una despedida.

Visión del entierro de mis ilusiones
en la propia tumba de mortal herida.
Caridad verónica de ignotas regiones,
donde a precio de éter se pierde la vida.

Cerca de la aurora partiré llorando;
y mientras mis años se vayan curvando,
curvará guadañas mi ruta veloz.

Y ante fríos óleos de luna muriente,
con timbres de aceros en tierra indolente,
cavarán los perros, aullando, ¡un adiós!



MASA

Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: «No mueras, te amo tanto!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Se le acercaron dos y repitiéronle:
«No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: «Tanto amor, y no poder nada contra la muerte!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: «¡Quédate hermano!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Entonces, todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar.

Este último poema lo tengo en un video que encontré, recitado por un joven actor argentino llamado Leonardo Sbaraglia, y el enlace es el siguiente: Masa: Leonardo Sbaraglia

lunes, 19 de noviembre de 2007

Lunes 19 de Noviembre de 2007






Mañana 20 de noviembre el pueblo mexicano celebra un aniversario más de su revolución. La Revolución Mexicana de 1910 fue un movimiento armado con profundas raíces en lo económico, lo social y lo político.

El latifundio y el desarrollo de una economía que privilegiaba a los menos y empobrecía a las grandes mayorías; las marcadas diferencias sociales y la dictadura de Porfrio Díaz, crearon las condiciones para que se iniciara este movimiento armado.

Las elecciones de mediados de 1910 habían sido sumamente irregulares y el Congreso porfirista declaró ganador a Porfirio Díaz.

Francisco Madero, el candidato opositor que se encontraba prácticamente preso en San Luis Potosí se fugó y llegó a San Antonio Texas desde donde el 5 de Octubre de 1910 proclamó el Plan de San Luis en el que declaraba: "Haciéndome eco de la voluntad nacional, declaro ilegales las pasadas elecciones y quedando por tal motivo la República sin gobernantes legítimos, asumo provisionalmente la Presidencia de la República, mientras el pueblo designa conforme a la ley a sus gobernantes”.El artículo 7 de ese Plan de San Luis declaraba: El 20 de Noviembre, desde las seis de la tarde en adelante, todos los ciudadanos de la República tomarán las armas para arrojar del poder a las autoridades que actualmente nos gobiernan”.Esa fue la revolución de Pancho Villa, Emiliano Zapata y La Adelita.

A México lo conocí de manos de la Tropa Mexicana, esa suerte de hermandad de seguidores de Silvio en este mundo y bastaron siete días para quedar definitivamente vinculado emocionalmente con ese pueblo valiente que en El Zócalo se manifiesta en jóvenes que salen de la universidad y dejan sus mochilas en el suelo, se visten con atuendos de indios bravos y bailan danzas ancestrales o se manifiesta como lo hicieron los cadetes que enfrentaron al ejercito norteamericano y que hoy se les recuerda como Los Niños Héroes, algunos tan jóvenes como de 13 años.

Hoy les traigo La Adelita, un homenaje a México, a su revolución y a la mujer mexicana.

En la página de poema de lunes la podrán ver en un video.

Que tengan bonita semana.

Mario



LA ADELITA
(Corrido revolucionario)
En lo alto de una abrupta serranía,
acampado se encontraba un regimiento,
y una joven que valiente lo seguía,
locamente enamorada del sargento.

Popular entre la tropa era Adelita,
las mujer que el sargento idolatraba,
que además de ser valiente era bonita,
que hasta el mismo coronel la respetaba.

Y se oía, que decía,
aquel que tanto la quería:

Y si Adelita quisiera ser mi esposa,
si Adelita fuera mi mujer,
le compraría un vestido de seda
para llevarle a bailar al cuartel.

Y si Adelita se fuera con otro,
la seguiría por tierra y por mar,
si por mar en un buque de guerra,
si por tierra en un tren militar.

Y después que termino la cruel batalla
y la tropa regresó a su campamento,
se oye la voz de una mujer que sollozaba,
su plegaria se escucho en el campamento.

Al oírla el sargento temeroso,
de perder para siempre a su adorada,
ocultando su dolor bajo el esbozo
a su amada le cantó de esta manera:

Y se oía, que decía,
aquel que tanto se moría:

Y si acaso yo muero en campaña,
y mi cadáver lo van a sepultar,
Adelita por Dios te lo ruego,
que con tus ojos me vayas a llorar.

Dominio popular

lunes, 12 de noviembre de 2007

Lunes 12 de Noviembre de 2007

Hermanos:

Hoy les traigo una muestra de la poesía de un poeta español del siglo pasado que ha dejado huellas en mi generación.
Es el autor de esos versos que dicen "Voy con las riendas tensas y refrenando el vuelo porque no es lo que importa llegar solo ni pronto sino llegar con todos y a tiempo"
Me refiero a León Felipe.

Mi más antiguo recuerdo de su poesía es "Romero sólo..." que era un poema cotidiano en mi casa de niño. Tiempo después Serrat se encargó de arrebatarme con "Vencidos" y más recientemente recibo semanalmente las "Riendas Tensas" de Hamlet Hermann, de manera que no he perdido contacto con su poesía desde niño.

En otro orden de ideas les comento que en Poema de lunes he publicado el poema completo de Humberto Constantini. Recordarán que publiqué un fragmento de su poema a Santo Domingo porque no lo tenía completo, pero Valerio, de quien no tengo más detalles, me ha conseguido el poema completo. Gracias Valerio, donde estés, ¡muchas gracias!

Que tengan bonita semana,

Mario
poema de lunes
quijote urbano



Más sencilla...

Más sencilla... más sencilla.
Sin barroquismo,

sin añadidos ni ornamentos.
Que se vean desnudos
los maderos,
desnudos
y decididamente rectos.

«Los brazos en abrazo hacia la tierra,
el mástil disparándose a los cielos.»
 
Que no haya un solo adorno

que distraiga este gesto...
este equilibrio humano
de los dos mandamientos.
Más sencilla... más sencilla...
haz una cruz sencilla, carpintero.


Sé todos los cuentos

Yo no sé muchas cosas, es verdad
Digo tan sólo lo que he visto. 
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos... 
Que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos...
Que el llanto del hombre lo taponan con cuentos...
Que los huesos del hombre los entierran con cuentos...
Y que el miedo del hombre
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas es verdad.
Pero me han dormido con todos los cuentos...
Y sé todos los cuentos.



Vencidos

Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura

de Don Quijote pasar…
 
Y ahora ociosa y abollada
va en el rucio la armadura,
y va ocioso el caballero,
sin peto y sin espaldar…
va cargado de amargura…
que allá encontró sepultura
su amoroso batallar…
va cargado de amargura…
que allá "quedó su ventura"
en la playa de Barcino,
frente al mar…
 
Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura
de Don Quijote pasar…
va cargado de amargura…
va, vencido, el caballero
de retorno a su lugar.
 
Cuántas veces Don Quijote,
por esa misma llanura,
en horas de desaliento
así te miro pasar…
y cuántas veces te grito:
Hazme un sitio en tu
montura
y llévame a tu lugar:
hazme un sitio en tu montura 
caballero derrotado,
hazme un sitio en tu montura
que yo también voy cargado
de amargura
y no puedo batallar.
Ponme a la grupa contigo,
caballero del honor,
ponme a la grupa contigo,
y llévame a ser contigo
pastor…

Por la manchega llanura
se vuelve a ver la figura
de Don Quijote pasar… 

lunes, 5 de noviembre de 2007

Completado el poema de Constantini




El pasado lunes 3 de Septiembre del presente año publiqué un fragmento de un poema de Humberto Constantini. En esa ocasión expliqué que no tenía completo el poema, que solamente tenía el final del poema y solicitaba información al respecto.
Pues bien, la información llegó de manos de Valerio, de quién no tengo más detalles y a quién quisiera hacerle llegar los mejores deseos de este corazón agradecido.
Valerio ha completado en el blog el poema y aquí se los presento.
Gracias de nuevo Valerio.


YANQUIS HIJOS DE PUTA

En realidad
sólo quería decir
eso.
En realidad, la vida
es,
pongamos por ejemplo,
una manzana.
Entonces,
uno la mira, la toca,
le hace fiestas,
la besa, le habla
tal vez
hasta dibuja manzanitas
imitándola.

La quiere así, manzana,
rica, pulposa, viva,
indescifrable,
sabia.

Si la quieren romper,
si viene
un bicho, por ejemplo,
un yanqui hijo de puta,
para ser más precisos,
a matarla,

ya no se puede hablar
así nomás de la manzana.
Hay que matar el bicho,
es necesario
odiarlo,
destruirlo.
Es casi obligatorio
decirle hijo de puta
decirle yanqui hijo de puta
todos los días, religiosamente,
y encontrar la manera
de acabarlo.
Por amor a la vida,
simplemente.

En realidad
tal vez
no me he explicado bien.
Si uno tiene,
pongamos por ejemplo,
un amor, una cosa
que le anda por la piel
por todas partes.
Digamos
Buenos Aires.
Digamos
un octubre, un poema, una muchacha.
O digamos la esquina
de Nazca y Tequendama
los domingos, a las seis de la tarde.
(Estoy casi seguro
que había una esquina así en Santo Domingo,
que había un viejo,
una silla,
un cielo inverosímil,
muchachos que volvían del fútbol,
señoras apuradas,
bocinas, qué sé yo
y tal vez
hasta un tipo solitario
como yo
que miraba).
Si uno tiene un amor entonces,
eso que le camina por la piel,
decíamos,
y pasa algo,
ocurre
que viene el mal, la peste, la desgracia
o para no ir más lejos .
vienen
los marines
idiotas,
los cretinos mascadores de chicle,
odiadores de todo lo que crece
y desembarcan.
Entonces
ya no se puede hablar así nomás,
hay que matar la muerte de algún modo,
hay que pelear con rabia,
destruirlos,
salirles al encuentro como sea
y además
decir, decir hijos de puta,
decir marine yanqui hijo de puta,
decirlo y masticarlo
y enseñarlo a los chicos
como un rezo.

Por amor a la vida,
simplemente,
me parece.


Humberto Constantini

Lunes 5 de Noviembre de 2007

Hermanos:

En la tarde de ayer regresé de Madrid en un viaje que fue mitad trabajo y mitad recreo. Estuve de miércoles 24 a lunes 29 de Octubre trabajando con la Ruredil de Milano en la Feria de la Construcción de Bologna y ya le había dicho a Patricia: "Yo te espero en Madrid".
De manera que a partir del 30 de Octubre, hasta ayer día 4 de Noviembre, estuvimos siguiéndole la marcha a los madrileños acompañados por Jaime y Audrey y por Vilma y Juan Manuel quienes hicieron sus mejores esfuerzos por hacer de nuestra estadía en Madrid una experiencia memorable. Gracias!!!

Una tarde entré a "La Casa del Libro", reconocida librería madrileña, buscando "Paloma o Herramienta", obra poética de Pedro Lezcano, poeta canario, que tuve en mis manos en el 1996, en Las Terrenas, Samaná, mientras construía unas villas para Jesus Acabani, amigo canario.

Paloma o Herramienta estaba agotada, pero al salir de la librería me encontré con Enrique Bayano, poeta madrileño, sentado en la acera de la Gran Vía, justo a la entrada de La Casa del Libro. Un cartel a su lado decía: "Te regalo mi poesía"

Y eso hacía. De viva voz recitaba sus versos a aquellas que pasaban ajenas al momento.

Me senté a su lado y asentí con una sonrisa cuando me dijo que "Las feas son siempre malagradecidas" y añadió: "Esta es mi poesía, toda mi poesía la tengo en manuscrito, nunca he publicado". Y entendiendo que yo buscaba su poesía me regaló "Romance del Deseo" que hoy les presento en poema de lunes.

En la página de poema de lunes podrán encontrar fotos del poeta, sentado en La Gan Vía de Madrid, regalando su poesía.

Que tengan bonita semana.

Mario

PD: Es tiempo de solidaridad por el paso de la tormenta Noel. El Centro Bonó está canalizando ayudas.

Edificio Centro Bonó
Calle Josefa Brea 65
Majoramiento Social, Santo Domingo
República Dominicana
Teléfono : 809 682-4448
Fax : 809 685-1020
E-mail :est.sociales@codetel.net.do


Romance del Deseo

Tener un jardín quisiera
De nardos y crisantemos
De violetas imperiales
De naranjos y de almendros.

Tener un jardín tranquilo
Al mismo tiempo violento,

Un jardín como la luna
Y la rosa de los vientos.

Tener un jardín quisiera
Donde tu sueño y el mío
Deshojasen mil secretos.

Tu boca junto a mi boca
Tu cuerpo junto a mi cuerpo
En lo alto una bandera
Con asta de sacramento.

Una bandera que cubra
Mis viejos crespones negros
Luto y pena en mi agonía
Sin estrellas ni luceros.

Tener un jardín quisiera
Dorado como tu pelo
Tener un jardín tranquilo
Al mismo tiempo violento…

Enrique Bayano

Madrid

Gran Vía.

domingo, 28 de octubre de 2007

Lunes 29 de Octubre de 2007




Hermanos:
Como les había prometido, hoy les escribo desde Bologna La Dotta, hermosa ciudad llena de jóvenes por su universidad, la más antigua de Europa y cuya fundación data del año 1088 dc.
En el fin de semana visité la ciudad de Ferrara, ciudad muy vecina a Bologna pues está a solo 40 minutos en tren. Haciendo hora para entrar a visitar el Castillo de los Este, me abordó un africano y trató, y debo decir que con éxito, de venderme un libro escrito en italiano, de poetas africanos contra el Apartheid.
Hoy les traigo una muestra de la poesía de Adrien Hihorimbere, poeta del Burundi y luchador a favor de los derechos humanos.
Sean misericordiosos al momento de juzgar mi traducción


PIOVE

Piove, piove
piove una scarica di pallottole.

Cade, cade
cade una folla di neri.

Cola, cola,
cola un fiume de sangue.

Arriva, arriva,
arriva una calca de molossi.

Bevono, bevono,
bevono la sangue dei neri

Ed Io
grido, grido
grido la disperazione
del mio popolo martire
che si piega
sotto il gioco dell`Apartheid.

Adrien Nihorimber
Poeta del Burundi



LLUEVE

Llueve, llueve,
llueve una descarga de balas.

Cae, cae,
cae una multitud de negros.

Corre, corre,
corre un río de sangre.

Llega, llega,
llega una jauría de molosos.

Beben, beben,
beben la sangre de los negros.

Y yo
grito, grito,
grito la desesperación
de mi pueblo mártir
que se pliega
bajo el yugo del Apartheid

Adrien Nihorimbere
Poeta del Burundi

domingo, 21 de octubre de 2007

Lunes 22 de Octubre de 2007

Hermanos:

Esta semana les traigo un poema que fue mi compañero en los años setentas. Se trata del Canto XII de Alturas de Machu Picchu, de Pablo Neruda.

Joan Baez, cantante norteamericana de origen latinoamericano, tiene una versión en la que inserta el poema dentro de un himno titulado “No nos moverán”. Esa versión de Joan Baez recorrió nuestra América en los años setentas.

Otro grupo que ha trabajado este poema es el grupo chileno “Los Jaivas”, quienes tienen un video desde el mismo escenario de Machu Picchu.

Tanto la versión de Joan Baez como la de Los Jaivas las subiré mañana a la página de poema de lunes de manera que desde mañana la podrán disfrutar.

En otro orden de ideas les comento que estaré de viaje desde este martes próximo hasta el domingo 4 de noviembre. Voy a la Feria de la Construcción de Bologna, Italia y luego pasaré unos días en Madrid.

Pero nada de preocuparse, poema de lunes llegará desde Bologna, a tiempo como de costumbre.

Que tengan una bonita semana.

Mario

www.poemadelunes.blogspot.com

www.quijoteurbano.blogspot.com


Alturas de Machu Picchu

XII

Sube a nacer conmigo, hermano.
Dame la mano desde la profunda
zona de tu dolor diseminado.
No volverás del fondo de las rocas.
No volverás del tiempo subterráneo.
No volverá tu voz endurecida.
No volverán tus ojos taladrados.
Mírame desde el fondo de la tierra,
labrador, tejedor, pastor callado:
domador de guanacos tutelares:
albañil del andamio desafiado:
aguador de las lágrimas andinas:
joyero de los dedos machacados:
agricultor temblando en la semilla:
alfarero en tu greda derramado:
traed a la copa de esta nueva vida
vuestros viejos dolores enterrados.
Mostradme vuestra sangre y vuestro surco,
decidme: aquí fui castigado,
porque la joya no brilló o la tierra
no entregó a tiempo la piedra o el grano:
señaladme la piedra en que caísteis
y la madera en que os crucificaron,
encendedme los viejos pedernales,
las viejas lámparas, los látigos pegados
a través de los siglos en las llagas
y las hachas de brillo ensangrentado.
Yo vengo a hablar por vuestra boca muerta.

A través de la tierra juntad todos
los silenciosos labios derramados
y desde el fondo habladme toda esta larga noche
como si yo estuviera con vosotros anclado,
contadme todo, cadena a cadena,
eslabón a eslabón, y paso a paso,
afilad los cuchillos que guardasteis,
ponedlos en mi pecho y en mi mano,
como un río de rayos amarillos,
como un río de tigres enterrados,
y dejadme llorar, horas, días, años,
edades ciegas, siglos estelares.

Dadme el silencio, el agua, la esperanza.

Dadme la lucha, el hierro, los volcanes.

Apegadme los cuerpos como imanes.

Acudid a mis venas y a mi boca.

Hablad por mis palabras y mi sangre.

domingo, 14 de octubre de 2007

Lunes 15 de Octubre de 2007

Hermanos:

Hoy les traigo tres poemas breves de Rosana Acquaroni. Dos de ellos están en su libro “Lámparas de Arena” y el último todavía no ha sido publicado.

Les convido a visitar la página de Rosana Acquaroni. No se a ustedes, pero a mi su poesía me hace sentir que estoy al borde de un abismo, intentando, torpemente y a tientas, descifrar un misterio que presiento muy triste.

Por otra parte, les comento que en la página de poema de lunes he subido dos videos con la interpretación de Lágrimas Negras.

Ambos interpretados por Bebo Valdez pero en uno de ellos acompañado por López Cachao y en el otro por El Cigala. Los enlaces a esos dos videos son: Bebo y López Cachao y Bebo y El Cigala

También he subido el fragmento de la película “Perfume de Mujer” en el que bailan el tango. Creo que esta es una de las escenas más hermosas de la película. El enlace a este último video es: Tango inolvidable en "Perfume de mujer"


Que tengan una bonita semana.



Mario
www.poemadelunes.blogspot.com
www.quijoteurbano.blogspot.com


Tras esta latitud, creer en el abismo

Tras esta latitud, creer en el abismo.

Cegar el lucernario

la claridad que habita en las esferas.

Perpetrar las heridas,

sus pájaros de arena.

La tristeza de un mundo

cuyos frutos caerán como desangelados vaticinios,

presenciarán la discordia de los dóciles.

Mientras el mundo juega a Gran Hermano.



Dos cuerpos que se amaron

Dos cuerpos que se amaron

y nunca cicatrizan.

Sonaja de recuerdos

que nos van tropezando

a la deriva blanca.

Sólo se besa aquello que se ama.

Un muerto no se ama.

Labranza que madura cuando los negros frutos.

Sólo encuentro tu piel para perseverar,

pero la piel no alcanza.

Como quien se desprende hacia el olvido

y acobarda las alas bajo el rostro,

un amor se descalza en otro amor

como la sal madura

sobre otra sal inerte.



Caminar

Caminar,

despojarse del camino trazado.

Ser tenaz caminante

del abismo,

abrir con cada paso

un nuevo acantilado.

Una senda perenne

que borre los caminos.

lunes, 8 de octubre de 2007

Lunes 8 de Octubre de 2007

Hermanos:

Hoy les traigo dos canciones de Silvio que intentan describir cómo me siento.

Se me ha muerto José, hermano de mi hermano Ramón, y todavía no encuentro la salida.

Que tengan bonita semana.
Mario.



Hoy no quiero estar lejos de la casa y el árbol

Hoy no quiero estar lejos de la casa y el árbol
Hoy quisiera estrechar mi ciudad sumergida
Boca de los corales, alma de las esponjas
Dureza de las piedras que se encuentran a veces
Ojos de las estrellas de mar y los peces.

Hoy te quiero cantar más allá
Más allá de donde ha de llegar la canción

¿Cómo voy a cambiarle el color a una ola?
¿Qué se puede querer, si todo es horizonte?
¿Qué le voy a enseñar a la suma del viento?
¿Qué le puedo objetar a una noche estrellada
Con mi vela amarilla y mi proa emparchada?

Hoy te quiero cantar más allá
Más allá de donde ha de llegar la canción.

Hoy no quiero estar lejos de la casa y el árbol
Cada rizo del suelo es un sueño contado
Algo como un recuerdo, una imagen, un beso
Y en la espalda del día se queda ese algo
Hoy no quiero estar lejos de la casa y el árbol.

Hoy te quiero cantar más allá
Más allá de donde ha de llegar la canción

Silvio Rodríguez



En estos días

En estos días, todo el viento del mundo sopla en tu dirección
La osa mayor corrige la punta de su cola
Y te corona con la estrella que guía: la mía

Los mares se han torcido con no poco dolor hacia tus costas
La lluvia dibuja en tu cabeza la sed de millones de árboles
Las flores te maldicen muriendo, celosas

En estos días no sale el sol, sino tu rostro
Y en el silencio, sordo del tiempo, gritan tus ojos
¡Ay!, de estos días terribles
¡Ay!, de lo indescriptible

En estos días no hay absolución posible para el hombre
Para el feroz, la fiera que ruge y canta ciega
Ese animal remoto que devora y devora primaveras

En estos días no sale el sol, sino tu rostro
Y en el silencio, sordo del tiempo, gritan tus ojos
¡Ay!, de estos días terribles
¡Ay!, del nombre que lleven
¡Ay!, de cuantos se marchen
¡Ay!, de cuantos se queden

¡Ay!, de todas las cosas
Que hinchan este segundo
¡Ay!, de estos días terribles
Asesinos del mundo.

Silvio Rodríguez

lunes, 1 de octubre de 2007

Lágrimas Negras (Bebo Valdés y López Cachao)



Al igual que con El Cigala, esta interpretación junto a López Cachao es extraordinaria.

Lágrimas negras (Bebo Valdés y "El Cigala")



Hermosa canción y extraordinaria interpretación de ambos artistas.

Lunes 1 de Octubre de 2007


Hermanos:

Este sábado pasado fue la caminata contra la corrupción y contra la impunidad. Un significativo acto cívico de repudio a ese flagelo social.

Quijoteurbano está en el extremo izquierdo, cargando el cartel horizontal, vestido de negro, bajo el cartelón con la foto del desaparecido.

Mamá, que está viviendo en casa en estos días, al verme en los preparativos de la caminata y escucharme promoviendo el evento en los medios de comunicación, me sorprendió con un poema que para mi era nuevo porque no lo conocía.

Ella no recordaba el autor y yo le dije que en Internet se podía buscar el autor.

Pues bien, hicimos la búsqueda y el resultado no me dejó del todo convencido.

Se trata de un poema breve de doce versos endecasílabos con rima asonante básicamente. La búsqueda de Internet atribuye el poema mayormente a Gustavo Adolfo Bécquer y en segundo lugar a Ricardo Palma.

Esta semana les presento el poema y les pido que si tienen alguna información me la hagan saber. En lo personal me inclino por Ricardo Palma, simplemente porque si hubiese sido de Bécquer tendría que haberlo conocido cuando niño, época en la que devoré a Gustavo Adolfo.

Ricardo Palma es un escritor peruano nacido en 1833, autor de “Tradiciones Peruanas”, pero no he encontrado nada más acerca de su poesía.

Bueno, les dejo el poema y la tarea de darme información.

Que tengan bonita semana.



Mario

www.poemadelunes.blogspot.com

www.quijoteurbano.blogspot.com







Los Muertos



No son los muertos los que en dulce calma

La paz reposan de la tumba fría.

Muertos son los que tienen muerta el alma

Y viven todavía.



No son los muertos, no, los que reciben

Rayos de luz en sus despojos yertos.

Los que mueren con honra son los vivos,

Los que viven sin honra son los muertos.



La vida no es la vida que vivimos

La vida es el honor, es el recuerdo.

Por eso hay muertos que en el mundo viven

Y hombres que viven en el mundo, muertos.



Ricardo Palma

martes, 25 de septiembre de 2007

Perfume de mujer

"En unos minutos puede transcurrir una vida"
Que no nos pase la vida por delante, carpe diem.

lunes, 24 de septiembre de 2007

Lunes 24 de Septiembre de 2007

Hermanos:

Hoy es feriado en Santo Domingo.

Es día de Nuestra Señora de Las Mercedes, Virgen que, al decir de los españoles de la época, hizo su aparición para decidir a favor de ellos la batalla que libraban contra los guerreros del indómito Caonabo en Santo Cerro.

La versión apócrifa nos dice que Nuestra Señora hizo su aparición para detener el genocidio, pero como la historia no la escriben los vencidos, la versión oficial se impuso, por lo menos en lo formal, porque cuando el dominicano celebra Las Mercedes, lo que celebra en lo más íntimo, es a Caonabo.

Hoy les traigo una muestra de la poesía de Vicente Alemán, quien escribió bajo el seudónimo de Claudio Barrera, poeta hondureño del siglo pasado, nacido en La Ceiba, Honduras, el 17 de Septiembre de 1912 y muerto en Madrid en 1971.

En la introducción de su “Poesía Completa”, publicada en 1965, nos habla de la poesía y ofrece algunos datos sobre el ambiente social y literario en el que desenvolvió su vida y la de otros compañeros y amigos. Nos dice: "Así, hemos ido agrandando el paso de nuestra marcha, con trabajo y perseverancia, pero ya Honduras tiene acústica espiritual para nuestra inquietud espiritual de hilvanar versos... Ya no somos los trasnochados cantores de las novias melancólicas y lejanas entre vasos de ajenjo y canciones inútiles. Nuestros cantos cumplen una misión social. Nosotros constituimos la armonía espiritual del pueblo y traducimos celosamente sus luchas, sus ideales y sus desesperanzas".

Que tengan una bonita semana.

Mario

PD: El enlace a Caonabo lleva a un ensayo de Juan Bosch publicado en la revista cubana Carteles el 6 de Febrero de 1944



EL PAÍS PÁRVULO

La tierra en mi país tiene olor de recuerdos.
Si el pájaro hace un ángulo de heridas circulares,
los árboles meciéndose
le abren el corazón al viento
y cantan
-como si fuera un arpa de cristal y de plata-
La tierra en mi país tiene sabor de sueño.
Si la canción oscila en la pupila
de alguna enamorada:
está la tarde azul
o la noche clara.
La tierra en mi país tiene dulzura de manzana.
Mi corazón, inmóvil, ante la sombra mía:
-fina y divina y grácil y fugaz volandera-
no sabe qué decir,
Sólo alza su capa morena de pena,
al viento, a la arena,
le huye
y vuelve a vivir.
En mi país el cielo tiene color de añil.
Es sencillo el espíritu
pero la esperanza es más alta que la rosa
y la palabra es única como el eje de la tierra.
El silencio es la aguja de la noche
que abre y divide en alas los nocturnos
cantos de las sirenas.
En mi país el cielo tiene temblor de azucena.
Por los caminos regados de oro y de sueño
cruzan los dulces ojos de los tristes.
Por los caminos regados de música
vienen y van -romerías celestes-
las más dulces tristezas de la tierra.
En mi país el cielo tiene anillos de cera.
Los niños allá lejos hacen rondas doradas
y puras y claras y buenas y santas.
En mi país los niños juegan en la alborada,
la rizan en sus trenzas,
la arrullan en sus manos,
y la acunan callados en el alma.
En mi país los niños tienen el alma clara.
No hay naufragios profundos
ni alas desamparadas.
No hay sangre que refuerza los sueños
y los hunda en el sueño de la sangre.
No hay suplicio de rocío perenne
sobre corolas muertas.
En mi país,
todo tiene la gracia de las resurrecciones cándidas.
Éxtasis:
No preguntéis por mi país lejano;
lo miré
cuando tenía el alma desnuda
y aún lleva una estrella en la mano.



EL SON EN PUERTO LIMÓN

Música, danza y el son,
bailan en Puerto Limón
ritmos de fiebre y carbón.
Los negros llenos de sal,
sudando le dan al son
un ritmo muy especial.
Están locos en Limón,
retorciéndose al danzar.

Es una danza de negros
-humo, mujeres y alcohol-
un olor de los infiernos
-relámpagos de charol-
gritos de negras borrachas
alaridos del trombón.

Una negra retorcida
va apretando más el sol.
Se le escapa la cintura
con extraño rubor
y un negro desencajado
la aprieta a su corazón.
Están locos en Limón
retorciéndose al danzar!
En los Baños canta el mar
una orática canción.
Y los negros al danzar,
tienen la fiebre del son.

Ay!, mama Inés.
Ay!, mama Inés.
Todos los negros tomamos café.

Y, alza por los dedos finos
de una mano de carbón,
el ámbar de la cerveza
y la canela del ron.
Gritan a los cantineros,
y una mulata al pasar,
muestra los dientes, más blancos
que dos terrones de sal.

Y entre tanto rueda el son:
Se va el caimán,
Se va el caimán,
Se va Barranquilla,
se va el caimán,
se va el caimán.

Y gritan negros borrachos
-humo, mujeres y alcohol-
y se embadurna la noche
con figuras de charol.
Cinturas que se golpean.
Manos crispadas al son...
Senos al viento, parados
como dos copas de ron.
Los ojos casi brotados,
las piernas en la flexión
vibran, como alambres rotos
de una vieja instalación.

Música y fiebre en el bar.
Como un diástole el bongó.
Como un grito de saxofón,
como una lluvia el tambor.

Sigue y sigue y sigue más,
porque la danza es así,
locura, fiebre y carbón.
Están locos en Limón
-humos, mujeres y alcohol-
y una danza de charol
se va retorciendo al son.
Los borrachos en el bar
van gritando otra canción
y hasta el mar, el mar el mar,
también bailando está el son.

Están locos en Limón
retorciéndose al danzar.

lunes, 17 de septiembre de 2007

Lunes 17 de Septiembre de 2007

Hermanos:

Esta semana les traigo tres poemas de un gran poeta mexicano, Jaime Sabines, nacido en Chiapas en el 1926 y fallecido en el 1999.

Conocí su poesía en los años 90, de la mano de amigos mexicanos pertenecientes a la Tropa Cósmica, que es una suerte de hermandad que se ha formado en Internet en torno a la obra de Silvio Rodríguez, enormísimo poeta y cantor cubano de nuestros tiempos. ¡¡Grande Silvio!!

De Sabines se dice que “Sus poemas son viajes al fondo oscuro de las emociones, siempre con fuerza y siempre desgarradores”

Durante el fin de semana tuve un encentro cercano con su poesía y aquí les traigo una muestra.

Por otra parte les comento que en Santo Domingo el próximo día 29 de Septiembre, sábado, a las 4:00 PM habrá una caminata para que la sociedad se manifieste contra la corrupción y contra la impunidad.

La caminata saldrá de la Plaza España, frente al Alcazar de Colón en la Ciudad Colonial y terminará en el Altar de la Patria en el Parque Independencia.

Las organizaciones que invitan son todas organizaciones no partidistas, por lo que se les pide a los partidos políticos que respeten y no quieran venir a capitalizar en su provecho la actividad.

Se quiere que sea una actividad de la familia, que los padres caminen en ella junto a sus hijos.

Poema de lunes apoya esa caminata y estará presente en la misma.

De manera que ya saben, los que se encuentren en Santo Domingo en esa fecha están invitados a caminar juntos contra la corrupción y contra la impunidad. Los que no puedan participar que nos apoyen en espíritu.

Que tengan bonita semana.

Mario

http://www.poemadelunes.blogspot.com/

http://www.quijoteurbano.blogspot.com/




YO NO LO SÉ DE CIERTO...

Yo no lo sé de cierto, pero supongo
que una mujer y un hombre
algún día se quieren,
se van quedando solos poco a poco,
algo en su corazón les dice que están solos,
solos sobre la tierra se penetran,
se van matando el uno al otro.

Todo se hace en silencio. Como
se hace la luz dentro del ojo.
El amor une cuerpos.
En silencio se van llenando el uno al otro.

Cualquier día despiertan, sobre brazos;
piensan entonces que lo saben todo.
Se ven desnudos y lo saben todo.

(Yo no lo sé de cierto. Lo supongo.)


MI CORAZÓN EMPRENDE...

Mi corazón emprende de mi cuerpo a tu cuerpo
último viaje.
Retoño de la luz,
agua de las edades que en ti, perdida, nace.
Ven a mi sed. ahora.
Después de todo. Antes.
Ven a mi larga sed entretenida
en bocas, escasos manantiales.
Quiero esa arpa honda que en tu vientre
arrulla niños salvajes,
Quiero esa tensa humedad que te palpita ,
esa humedad de agua que te arde.
Mujer, músculo suave.
La piel de un beso entre tus senos
de oscurecido oleaje
me navega en la boca
y mide sangre.
Tú también. Y no es tarde.
Aún podemos morirnos uno en otro:
es tuyo y mío ese lugar de nadie.
Mujer, ternura de odio, antigua madre,
quiero entrar, penetrarte,
veneno, llama, ausencia,
mar amargo y amargo, atravesarte.
Cada célula es hembra, tierra abierta,
agua abierta, cosa que se abre.
Yo nací para entrarte.
Soy la flecha en el lomo de la gacela agonizante.
Por conocerte estoy,
grano de angustia en corazón de ave.
Yo estaré sobre ti, y todas las mujeres
tendrán un hombre encima en todas partes.



ALLÍ HABÍA UNA NIÑA

Allí había una niña.
En las hojas del plátano un pequeño
hombrecito dormía un sueño.
en un estanque, luz en agua.
yo contaba un cuento.

Mi madre pasaba interminablemente
alrededor nuestro.
En el patio jugaba
con una rama un perro.
El sol -qué sol, qué lento-
se tendía, se estaba quieto.

Nadie sabía qué hacíamos,
nadie, qué hacemos.
Estábamos hablando, moviéndonos,
yendo de un lado a otro,
las arrieras, la araña, nosotros, el perro.
Todos estábamos en la casa
pero no sé por qué. Estábamos. Luego el silencio.

Ya dije quién contaba un cuento.
Eso fue alguna vez porque recuerdo
que fue cierto.

lunes, 10 de septiembre de 2007

Lunes 10 de Septiembre de 2007

Hermanos:

La República Oriental del Uruguay nos ha dado poetas extraordinarios. Basta mencionar a Juana de Ibarbourou y a Mario Benedetti para que todos nos sintamos agradecidos de esa tierra noble de grandes poetas y grandes cantores.

Como en algún momento comenté, en los años setenta había un programa radial en Santo Domingo, que se transmitía diariamente de 1:00 PM a 2:00 PM. Se llamaba “El Gran Musical” y era un toque de queda para todos los que en esos años transitábamos por la nueva canción.

En ese programa conocí a dos cantores uruguayos de extraordinaria sensibilidad: Roberto Darvin y Alfredo Zitarrosa.

Hoy les traigo dos canciones hermosas, una de cada uno de estos dos cantores uruguayos.

En la página de poema de lunes www.poemadelunes.blogspot.com podrán leer las letras al tiempo que escuchan las canciones.

Que tengan una bonita semana.

Mario

www.poemadelunes.blogspot.com

www.quijoteurbano.blogspot.com









María Naranjo
(Roberto Darvin)

Desde esta ciudad de niebla y ruido
escribo tu canción, María Naranjo.
Más que canción quizás carta sonora
que volará a tu pueblo, a tu milagro,
muchacha campesina que me diste
la magia de tu amor desmesurado,
bajo la fresca sombra en flor del árbol,
de tu naranjo en flor, María Naranjo.

Pasé de forastero por tu pueblo
con mi triste tristeza, trasnochado,
cansado ya de andar en el camino
de transitar lugares que nunca he recordado.

Y me encontré de pronto en el sendero
con tu vestido azul, tus ojos claros,
tus grandes ojos de mirarlo todo
y con tu piel de azahar, María Naranjo.

Quiero volver a tu pueblo un día
y hallarte al pie del naranjo en flor,
regresaré por verte María,
María Naranjo.

Y para amarnos inventamos noches
a media tarde, con el sol muy alto,
nos perdíamos entre los frutales
provocando un escándalo de pájaros.

Traspasando tu piel la primavera
navegaba tu sangre como un barco
y era caliente el viento a media noche
y era lento el regreso del milagro.

Quiero volver a tu pueblo un día
y hallarte al pie del naranjo en flor,
regresaré por verte María,
María Naranjo.






El violín de Becho
(Alfredo Zitarrosa)

Becho toca el violín en la orquesta,
cara de chiquilín sin maestra,
y la orquesta no sirve, no tiene
más que un solo violín que le duele.

Porque a Becho le duelen violines
que son como su amor, chiquilines.
Becho quiere un violín que sea hombre,
que al dolor y al amor no los nombre.

Becho tiene un violín que no ama,
pero siente que el violín lo llama,
por la noche como arrepentido,
vuelve a amar ese triste sonido.

Mariposa marrón de madera,
niño violín que se desespera,
cuando Becho lo toca y se calma,
queda el violín sonando en su alma.

Porque a Becho le duelen violines
que son como su amor, chiquilines;
Becho quiere un violín que sea hombre,
que al dolor y al amor no los nombre.

Vida y muerte, violín, padre y madre;
canta el violín y Becho es el aire;
ya no puede tocar en la orquesta,
porque amar y cantar eso cuesta.


jueves, 6 de septiembre de 2007

Arroba de oro



Inscribí a "poema de lunes" en el concurso de "Arroba de oro".
Se trata de un concurso que premiará la mejor página en cada categoría. "Poema de lunes" está inscrita en la categoría de "Blogs".
Pueden emitir su voto a favor de "poema de lunes" accediendo al siguiente enlace, que los llevará a una página en la que podrán ver, en la columna de la derecha y en la segunda fila, la imagen de Benedetti; haciendo click en esa imagen emiten su voto.
"Poema de lunes" está muy lejos de ser una página con méritos suficientes como para obtener premio, pero si desean emitir su voto a favor de ella, estaré muy agradecido.



Esta es la imagen de Benedetti que encontrarán en el enlace mencionado.

Recuerden: columna de la derecha, segunda fila, hacen click en la imagen y ya, emiten su voto por "poema de lunes.

lunes, 3 de septiembre de 2007

Lunes 3 de Septiembre de 2007

Hermanos:

Hoy les traigo una primicia.

En el año 2005, Hamlet Hermann, guerrillero dominicano de “Playa Caracoles”, estaba dictando una conferencia acerca de la Guerra de Abril, en Depaul University, Chicago, cuando se le acercó un ciudadano argentino y le entregó una carpeta que contenía la fotocopia de un pequeño libro titulado “Informe sobre Santo Domingo”, publicado en 1965 en Buenos Aires, por Editorial Barrilete, con una tirada de 4,000 ejemplares.

La obra presenta 18 poemas alusivos a la Guerra de Abril de 1965. Los poetas argentinos se hacían presentes ante la tragedia de una patria violada.


Nombres como los de Roberto Jorge Santoro (víctima de la dictadura argentina), Juan José Folguera, Alberto Costa, Rafael Alberto Vásquez, Enrique Courau (víctima de la dictadura argentina), Humberto Constantini y Daniel Desaloms entre otros, tomaron las armas que tenían y lucharon verso a verso junto a un pueblo que se defendía de un invasor, muy superior en número, que nunca entendió nada de este sur y que aún no entiende.

Hamlet, que es amigo de “poema de lunes”, puso en mis manos ese documento con el compromiso de que lo digitalizara y lo presentara en formato pdf para compartirlo con todos. El documento pasa de la página 5 a la página 8, de manera que faltan las páginas 6 y 7.

De todos modos, como pista tenemos que en la página 8 hay el final de un poema de Humberto Constantini, que debió iniciarse en la página 7 y que lo estamos publicando para que si alguno de los amigos de “poema de lunes” tiene información, me la haga llegar, “poema de lunes” estará muy agradecido.

Hoy les presento dos poemas, o mejor dicho, un poema y otro que es el final de un poema (no se preocupen, conserva el sentido). Y ya saben, como dice Silvio, cualquier información la pagare.

Que tengan bonita semana.

Mario

www.poemadelunes.blogspot.com

www.quijoteurbano.blogspot.com




El poema completo:

REQUIEM POR UNA ISLA

UPI informa.
OEA asiente.
Marines desembarcan al ataque.
Rebeldes mueren.
¿Han visto que tupé llamarse democráticos?
Los ayudan Fidel, El Che, Cuba.
Qué subversivos, mátenlos, escupan.

La historia es esta:
Santo Domingo fue por treinta años
Dios y Trujillo,
Vale decir, Trujillo y Dios.
Un día el pueblo
Levantó rayos y gatillos,
Cantó por una vez en castellano
Eso fue un tiempo.

Después UPI informó que Junta Militar
Democrática levantose contra gobierno.
OEA asintió
UN estuvo conforme
Chancillerías dijeron sí
Todo va mejor con Coca Cola
La historia se escribió
Una vez más con uniformes.
Amistad eterna entre los dos países punto.
Washington yes, Santo Domingo yes.

Hubo un pequeño sin embargo,
Un no obstante molesto
Ver diarios marzo-abril
Estos latinos…
¿Cuándo sabrán lo que es la democracia?

Entonces los infantes de marina
Salieron de la noche
Con sus M-14,
Con sus cañones,
Con su apoyo de fuego,
El american way of life está en peligro.
¿Otros Castro?

NO THANKS

UPI informa.
OEA asiente.
UN conversa.
Cancillerías tartamudean.
Santo Domingo sigue latiendo
Qué tozudez,
Qué lástima


Juan José Folguerá


El final de poema:

…ocurre
Que viene el mal, la peste, la desgracia,
O para no ir más lejos
Vienen los marines idiotas,
Los cretinos mascadores de chicle,
Odiadores de todo lo que crece
Y desembarcan.

Entonces
Ya no se puede hablar así nomás
Hay que matar la muerte de algún modo,
Hay que pelear con rabia, destruirlos,
Salirles al encuentro como sea
Y además decir,
Decir hijos de puta,
Decir marine yanqui
Hijo de puta,
Decirlo y masticarlo
Y enseñarlo a los chicos
Como un rezo.

Por amor a la vida
Simplemente,
Me parece.

Humberto Constantini



miércoles, 29 de agosto de 2007

lunes, 27 de agosto de 2007

Metamorfosis

En la página de Lola, una amiga de "poema de lunes", encontré este video que quiero compatir con ustedes.
De factura impecable, el video nos muestra una secuencia de rostros de mujeres famosas. En la secuencia, cada rostro se transforma en el siguiente y ese paso es limpio, sin tropiezos. Detrás, un chelo acompaña la metamorfosis.