domingo, 24 de abril de 2011

Lunes 25 de abril de 2011



Hermanos:

La vanguardia del movimiento social dominicano, luego de la muerte de Trujillo, la dictadura más atroz de cuantas hayamos padecido, tuvo un período de mucha agitación con su punto cimero en la Guerra de Abril del 1965, cuyo 41 aniversario celebramos hoy domingo 24 de abril de 2011. Decimos la vanguardia, porque el movimiento social como tal, en Dominicana, es una realidad propia del subdesarrollo, es decir, a falta de conciencia ciudadana, los políticos han sido hábiles al ofrecer una escalera de ascenso económico y social a través de la política, con las mismas características de la lotería: Pudieras ganar, sin embargo, la única manera en que tienes la certeza de perder es no jugando. Así andamos, apostando a la lotto política, y las masas adormecidas en la ilusión de la salvación personal vía una lotería.

La Guerra de Abril de 1965, de guerra civil paso a guerra patria porque los Norteamericanos utilizaron cuarenta y dos mil marines en contra de nuestra historia. En 1966, cuando salieron los marines del suelo patrio, dejaron establecido un plan para doblegar a la "Indómita y brava".  El plan tácitamente establecía la muerte para los que sobresalían como adversarios del Imperio. Los mataban o los corrompían: Muerte física o muerte moral, pero siempre muerte. Fueron muy pocos los que quedaron "Indómitos y bravos".

Como una anécdota personal que puede dar la visión de un niño de ese momento histórico, les comento que yo tenía nueve años y en la  Puerta Del Conde estaba el Altar de la Patria, donde estaba la tumba sagrada de Duarte, Sánchez y Mella, Padres de la Patria. La tradición impedía que, por respeto, se tocaran las cadenas que enlazaban los pilares que bordeaban el Altar de la Patria. Si algún niño se acercaba demasiado, y fue mi caso, el centinela le advería que no debía tocar las cadenas ni los pilares. Pues bien, luego de que los Norteamericanos entraron en la zona de los patriotas, yo, que vivia a dos cuadras del Parque Independencia, vi, en la misma Puerta del Conde, en el Altar de la Patria, dentro de la zona de las cadenas y los pilares, donde ningún mortal osaba pisar, un tanque de guerra Norteamericano, con una trinchera de sacos de arena a su lado y dos estúpidos norteamericanos, armados hasta los dientes, uno de ellos mascando chicle. No lo he podido perdonar (sobraba espacio para colocar ese tanque y a esos dos estúpidos)  y todavía siento que si tengo la oportunidad de cobrármela, me la cobro.

Bien, para hacer la historia corta diremos que desde 1978 hasta 2008 esa vanguardia del movimiento social dominicano estuvo mas o menos adormecida por esa cultura patrón-cliente presente siempre en nuestras relaciones. En 2009, en la lucha contra la Cementera de los Haitises, se verificó un cambio. Por primera vez desde la salida de los marines y el ascenso de Balaguer, se veía un movimiento social no dirigido por la Lotería Política, de jóvenes "indómitos y bravos"  que reclamaban "Espacio verde, para un futuro verde". Doblegaron al gobierno y a sus socios.

Luego de la Cementera, el otro reclamo con visos de movimiento social "indómito y bravo", es el del 4% del PIB para la Educación. Este movimiento ha concitado el apoyo de amplios sectores de la sociedad dominicana, y lo han expresado de manera indómita y brava, ejerciendo soberanamente sus derechos de ciudadanía.

¡Ese es el camino!

¿Qué debemos aprender de ambos procesos?

  1. Buena articulación social.
  2. Acciones totalmente dentro del marco legal vigente.
  3. Objetivos de bien común.
  4. Exposición en los espacios públicos.
  5. Mucho valor ciudadano.


Bien, ahora a lo nuestro.

Me dirán que me repito y es cierto, pero hoy 24 de abril, no puedo presentar otro poema.

Hoy les traigo a Pedro Mir, nuestro Poeta Nacional: "Ni un paso atrás"

Que tengan bonita semana.


Mario

www.poemadelunes.blogspot.com

www.quijoteurbano.blogspot.com



Ni un paso atrás

Árbol de luna que obedece al clima
un sistema de nocturnidad,
no permitas que el murciélago te oprima.
Ni un paso atrás.

No permitas que el largo regimiento
de los años de crimen pertinaz,
te toque el hombro con el pensamiento.
Ni un paso atrás.

Que la alta flor que de tus ramas brota
en este chapuzón de libertad,
no pierda en miel ni la más breve gota.
Ni un paso atrás.

Ni un paso atrás, soldados y civiles
hermanados de pronto en la verdad.


La vida es una sobre los fusiles,
que no hay trincheras para los reptiles,
de malos nuestros a extranjeros viles.
Ni un paso atrás.

La libertad como un antiguo espejo
roto en la luz, se multiplica más,
y cada vez que un trozo da un reflejo
el tiempo nuevo le repite al viejo:
Ni un paso atrás.

Ni un paso atrás, ni un paso atrás,
ni un paso de retorno al ayer, ni la mitad
de un paso en el sentido del ocaso,
ni un paso atrás.

Que en la lucha del pueblo se confirme,
-sangre y sudor- la nacionalidad.
Y pecho al plomo y la conciencia en firme.
Y en cada corazón... ni un paso atrás.







No hay comentarios: