domingo, 24 de julio de 2011

Stasera abbiamo la pasta in casa



Hermanos:

Una de mis aficiones es la cocina. Soy de los que disfrutan preparando algún plato. En general me gusta la cocina mediterranea y en particular la cocina italiana me fascina. En casa, el padre y los tres hijos varones cocinan, la madre es Reina y no se involucra en ese ambiente culinario.

En Il Capuccino, un restaurante de Santo Domingo, existe un plato que se llama "Panzerotti Capri" que es una pasta con forma de empanada y rellena con mozzarela y pesto genovés. La salsa que acompaña el plato es a base de tomate crudo pelado, albahaca y mozzarela. A mi particularmente me encanta el plato y siempre que voy al restaurante lo pido.

Desde hace por lo menos un año estoy tratando de reproducirlo en casa sin éxito, pero ya hoy lo preparamos para los íntimos, porque Marcos, el menor de mis hijos dio con el toque de la salsa. Debo aclarar que hicimos ravioli capri, porque no tenemos la herramienta para cortar el panzerotti.

De manera que Marcos y yo nos hemos pasado el domingo preparando la pasta y la salsa para los comensales de esta noche.

En la invitación que hice circular entre los familiares que vendrán esta noche aparezco yo con un mandil y un gorro de cocinero. El mandil dice delante, en italiano: "El camello puede trabajar una semana sin beber, yo puedo beber una semana sin trabajar". También envié un vídeo promocional del evento.

La invitación en el correo colectivo que enviamos a los comensales decía, en italiano:

"Stasera abbiamo la pasta in casa.
Voi siete invitati.
Auguri,
Mario"

La foto la pueden ver en el blog de "Poema de lunes" y el vídeo promocional está en esta dirección de Youtube.

Bueno, ya saben que tenemos la pasta en casa esta noche. Ahora a lo nuestro.

Debo decir que Patricia está en Atlanta, USA, en asuntos propios de su trabajo. De manera que anoche salí con Marcos y Sebastián. Fue una noche de andanzas de varones, de un padre con dos adolescentes terminales: su hijo y un amigo de su hijo. Para nuestro recorrido escogimos la Zona Colonial (La Zona para los jóvenes) y finalizamos la noche en "La Résistence" un bar de la Zona que se resiste a acatar la disposición legal que obliga a cerrar los bares a media noche los días de laborables y a las dos de la madrugada los fines de semana. Yo, que confieso tener problemas con la autoridad, me siento representado en esa actitud.

En La Résistence sonaba Sabina, y al ver que yo de alguna manera conocía las letras, la joven del bar me preguntó cual de Sabina quería escuchar. Le dije: -La del amor de Praga.

Aquí les dejo "Cristales de Bohemia" que es como se llama esa canción.

Que tengan bonita semana.

Mario
www.poemadelunes.blogspot.com
www.quijoteurbano.blogspot.com





Cristales de Bohemia

Vine a Praga a romper esta canción
por motivos que no voy a explicarte,
a orillas del Moldava las olas me empujaban
a dejarte por darte la razón.

En el Puente de Carlos aprendí
a rimar cicatriz con epidemia,
perdiendo los modales:
si hay que pisar cristales,
que sean de bohemia, corazón.

Ay! Praga, Praga… Praga
donde el amor naufraga
en un acordeón.

Ay! Praga, darling, Praga
los condenados pagan
cara su rendeción.

Ay, Praga, Praga, Praga,
dos dedos en la llaga
y un santo en el desván.

Ay! Praga, darling, Praga,
la luna es una daga
manchada de alquitrán.

Vine a Praga a fundar una ciudad
una noche a las diez de la mañana,
subiendo a Mala Strana,
quemando tu bandera
en la frontera de la soledad.

Otra vez a volvernos del revés,
a olvidarte otra vez en cada esquina,
bailando entre las ruinas
por desamor al arte
de regarte las plantas de los pies.

Ay! Praga, Praga… Praga
donde el amor naufraga
en un acordeón.

Ay! Praga, darling, Praga
los condenados pagan
cara su salvación.

Ay! Praga, Praga… Praga
donde la nieve apaga
las ascuas del tablao.

Ay! Praga, darling, Praga
lágrima que se enjuaga
en Plaza Wenceslao.

Ay, Praga, Praga, Praga,
dos dedos en la llaga
y un santo en el desván.

Ay! Praga, darling, Praga,
la luna es una daga
manchada de alquitrán

2 comentarios:

Camino del sur dijo...

Muy variada esta entrada, condimenta y festiva, excelentes ingredientes.


Abrazos y exitos en tus incursiones gastronómicas




Abrazos


María Pilar

quijoteurbano dijo...

Gracias María Pilar. Un beso para ti desde este Caribe que me colma!!